Inevitables

A lo largo de la vida hay muchas cosas que se evitan, por más esfuerzo que hicieron nuestros padres o las personas mayores, era inevitable que esas experiencias llegaran a nuestras vidas, pero nunca se habló de ello, por lo menos en mi caso.

Hay 3 de esos inevitables que siento que hoy se podrían tratar mucho mejor con nuestros hijos e incluso con nosotros mismos. Uno es el sexo, tarde o temprano todos tendremos nuestra primera experiencia… y qué información nos dan? Pensemos en lo poco que se dice porque, si no estoy mal, nunca nadie dice que deberíamos disfrutarlo y que debería sentirse bien, cómodo, tranquilo, al contrario hay miedo, desagrado y culpa. Es un acto tan básico como la humanidad misma y no hemos podido acercarnos al tema de una forma responsable y desde el amor propio, desde lo que nos hace humanos, que no es otra cosa que el amor. Porque no verlo con otros ojos y darles una mejor información a nuestros hijos, de todo lo que significa la sexualidad, miradas, abrazos, TODO!!! El momento llegará para todos pero podemos hacer que sea diferente, más responsable y lleno de amor.

La segunda es el dinero, todos en algún momento tendremos dinero en el bolsillo, aparecerá debajo de la almohada, las abuelas o tíos nos regalarán uno que otro billete, el primer sueldo… y de nuevo: qué nos dicen… a mí me decían que debía ahorrar, pero no cómo, ni cuando, ni para qué. Había cierto temor al hablar de dinero, por no tenerlo, por perderlo, estaría bien si nos dijeran que se puede disfrutar, compartir, darse gustos, ser responsables con él, y verlo como la consecuencia de llevar una vida en paz, siendo buenos seres humanos, no como una fuerza sobrenatural que saca lo peor de las personas, eres la misma persona con o sin dinero, harás las mismas cosas!!! Yo creo se puede tener una aproximación al dinero con amor, sin culpa y sin pensar en opiniones ajenas.

Y la tercera… inevitablemente todos moriremos. No tiene que ser algo oculto, a lo que tememos. Hay un meme por ahí que dice: “Sólo se vive una vez… No! Sólo se muere una vez, vivimos todos los días”. Si no aprovechamos cada día, y más en esta época que nos tocó vivir de pandemia, pensemos que más que nunca despertar en la mañana, estar resguardados en nuestras casas, con las personas que amamos es un regalo. Cuál es el miedo entonces? Por qué no abrazar la muerte como parte de la vida y vivir cada día evolucionando en todos los niveles, espiritual, físico, emocional y mental, por qué no disfrutar los momentos, encerrados o no, y aprender a ver lo bueno que nos trae todo este cambio planetario.

Reaccionemos de una vez y veamos lo que el planeta quiere decirnos: cuidémonos, cuidemos el planeta, respetémonos y respetemos todo con lo que compartimos este espacio que inevitablemente dejaremos un día.

3 comentarios en “Inevitables

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s