Reset

¿Qué pasaría si pudiéramos quitarnos las responsabilidades cotidianas? Habría más tiempo… más tiempo para ser.

Muchos temen ese tiempo a solas, ese tiempo de introspección, de charla interna, porque seguramente no lo han hecho nunca o lo han hecho demasiado. Cualquiera que sea el caso, ese temor tiene todo que ver con lo que nos ha enseñado nuestra cultura: la soledad es mala, no está bien visto ir a cine solo, comer solo, vivir solos. Es una realidad que el ser humano necesita de interacción y ahora con el aislamiento, algunos nos hemos dado cuenta de que si hace falta, y es necesario.

Pero en esos momentos cuando me alejo del teléfono, del tele, del libro, del computador, encuentro que a veces se siente bien y a veces se siente raro. Se siente raro porque siempre estuve acostumbrada a tener una presencia que validara o invalidara mis acciones y mis palabras, siempre creí que esa era la forma de vivir. Sin libertad.

Ahora puedo ver que no necesito esa presencia tenga el nombre que tenga. A estas alturas de mi vida he logrado entender que yo soy mi propia autoridad y que puedo darme el permiso de vivir y de disfrutar esta vida tan loca que vivimos hoy con pandemia, aislamiento, derrumbamiento de estructuras culturales e individuales.

¡Cada día es un día menos y también una oportunidad más! A veces los mensajes se contradicen y las polaridades aparecen por todas partes… lo que es bueno, lo que es malo, lo que toca, lo que no toca. Abro instagram y aparecen muchos mensajes de las cuentas que sigo sobre la importancia de amarse a uno mismo, y suena tan fácil… pero es todo un proceso, saben?, aceptarse, verse de verdad con todo y eso que no me gusta tanto, el control, la rigidez, pero sé que voy en el camino correcto, sé que cada paso que doy va dirigido hacia mi propósito, que en realidad es amarme y aceptarme, comprenderme, darme a mí lo que le daba a los demás.

Siento que estamos en un momento histórico, en el que podemos oprimir el botón de RESET de las cosas que ya no queremos y volver a empezar como queramos, como lo sintamos, puede ser un trabajo, una relación, un hobby, una rutina diaria, siento que tenemos la oportunidad de vernos a nosotros mismos con otros ojos y decidir de otra manera qué vida queremos vivir y cómo queremos vivirla.

¿Qué nos llevamos al final? Las personas van y vienen, algunas se quedan, algunas se van, a veces con dolor, a veces con culpa… Nos llevamos lo que fuimos, lo que hicimos, por eso la opción es disfrutar lo que hemos creado en nuestras vidas, ¡experimentar la alegría interna HOY!

Un comentario en “Reset

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s